Facebook


Luz verde para las energías renovables
2020-06-29

Ante el golpe que afecta a los combustibles fósiles en medio de la pandemia, las energías renovables alcanzaron su punto de máxima rentabilidad.



“La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera nunca había alcanzado las 300 partes por millón. ¿Qué sucedió? A partir de 1950 superó las 400. Por la quema de combustibles fósiles, logramos incrementar esa concentración natural que ya tenía la atmósfera”, explicó el licenciado José Antonio David, director de Pulso Sostenible, durante uno de los últimos webinars organizados por la Fundación Criteria y la Universidad del CEMA. En aquella oportunidad, los ingenieros Eduardo Fracassi y Pablo Lucángeli Obes, representantes de Climate Interactive, demostraron los beneficios de apostar a las energías renovables. 


Inesperadamente, la llegada del COVID-19 golpeó de cerca a la industria de los combustibles fósiles. De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA), con la pandemia se registró una baja en los costos de energías limpias, una oportunidad para que los gobiernos prioricen este tipo de fuente por sobre las fósiles, con miras a cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.


Según un informe recientemente publicado por este programa, ya estaría planificada en el mundo la instalación de 826 gigavatios (GW) de nueva capacidad de energía renovable no hidroeléctrica para 2030. Sin embargo, se requerirán 3000 GW adicionales en la próxima década para que el mundo logre limitar el aumento de la temperatura global en menos de dos grados centígrados a fines de siglo.


“En la última década, la energía renovable ha ido captando una parte dominante del mercado de generación de electricidad con combustibles fósiles. En 2019, la inversión en renovables, excluyendo las grandes centrales hidroeléctricas, fue más de tres veces mayor que la inversión en las nuevas plantas de combustibles fósiles. Si los gobiernos aprovechan la disminución en los costos de las renovables para poner la energía limpia en el centro de la recuperación económica, darán un gran paso hacia un mundo natural y saludable, que es una de nuestras mejores pólizas de seguro contra las pandemias”, expuso la directora ejecutiva del PNUMA, Inger Andersen. 



(fuente: ONU)