Facebook


Los niños, víctimas ocultas del coronavirus
2020-05-31

Desde UNICEF reconocen que la pandemia y las cuarentenas adoptadas en varios países generan otras importantes problemáticas en el público infantil.



“Los niños y las niñas son las víctimas ocultas del coronavirus”, afirmó Luisa Brumana, Representante de UNICEF Argentina. Para esta organización, el COVID-19 no solo puede enfermarlos, sino que también afecta su educación, los expone a la violencia e impacta en su salud mental y nutricional. Esos efectos, explican, pueden profundizarse si se trata de niños de sectores vulnerables. 

Hace unos días, desde UNICEF advirtieron sobre el riesgo de que los niños mueran de malaria, neumonía o diarrea en los países en desarrollo, como consecuencia de las medidas adoptadas para mitigar el impacto del COVID-19. Por esta razón, la Organización instó a las autoridades mundiales a tomar medidas urgentes de manera tal que, esta crisis de la salud, no se transforme en una crisis de los derechos de los niños. El llamamiento busca garantizar que todos los niños estén sanos y bien alimentados; que aquellos de sectores vulnerables puedan contar con agua, saneamiento e higiene; que tengan un acceso equitativo a la educación; que sus familias puedan contar con los medios para cubrir las necesidades del hogar; que los menores estén protegidos de situaciones de violencia, explotación y abuso; y que se resguarde, en especial, a aquellos niños refugiados, migrantes y afectados por algún conflicto. 



Permanecer en casa


¿Cuáles son las recomendaciones de UNICEF para sobrellevar las jornadas? La organización publicó, en su sitio web, una Guía de apoyo psicoemocional para las familias durante la cuarentena por el coronavirus. En el documento, sugieren establecer una agenda diaria con tiempos destinados a la escuela, a los juegos y al ejercicio, por ejemplo. También, aconsejan distribuir el tiempo que los menores pasan frente a las pantallas.

Asimismo, considerando que los adultos están en el hogar pero quizá se encuentran abocados al teletrabajo, el objetivo es que también ellos puedan poder establecer tiempos para cada actividad con la idea de poder compartir charlas y momentos con los niños. 

Desde UNICEF también apuntan que no se deben dejar de lado los vínculos afectivos. Realizar videollamadas con los familiares y amigos puede ayudar a mantener la comunicación con ellos y la contención emocional de los niños.


(Fuente: UNICEF)