Facebook


ODS 14 y 15: “Estamos a tiempo de restaurar los ecosistemas”
2020-08-10

Sofía Heinonen, se muestra optimista sobre las posibilidades de cambio en lo que respecta a la protección de nuestra biodiversidad.



“A nivel planetario, la humanidad entiende que estamos extinguiendo especies y cambiando el clima. Si no nos salvamos todos, no se salva nadie”, afirma Sofía Heinonen, presidenta de la Fundación Rewilding Argentina, organización comprometida con la recuperación de los ecosistemas naturales, el respeto por el valor intrínseco de todas las especies y el sueño de establecer modelos de desarrollo para las comunidades rurales en un contexto de coexistencia con la naturaleza. 


En lo relativo a los alcances de los acuerdos internacionales, Heinonen detalla: “Los objetivos en biodiversidad que se acordaron en 2010 planteaban la necesidad de incrementar el número de áreas protegidas. Se acordó como meta el 10% para el mar y el 17% en tierra. Eso fue en 2010, pensando hacia el 2020. Argentina está lejos de eso. En el mar se hizo un esfuerzo grande y hoy estamos en 9.3%, casi que llegamos. En tierra, estamos, con toda la fuerza, alcanzando más o menos el 11%”. 


Como indica la experta, la idea era que este año las autoridades pudieran reunirse nuevamente con el objetivo de ampliar las metas, pero, ante la llegada de la pandemia, el encuentro se suspendió.


El futuro de las especies


 “El cambio climático está vinculado a biodiversidad porque si cambiamos el clima, extinguimos más especies. Es un compromiso de todos los ciudadanos y, el Estado es solo un intermediario. Todos tenemos que aportar nuestro granito de arena”, sostiene. 


¿Qué pasa con la pesca en nuestro país? “Argentina es el cuarto país en depredación de sus océanos. Tenemos un problema que es medio de base: no terminamos de solucionar la cuestión de la soberanías sobre nuestros mares”, explica la especialista, al tiempo que rescata que se hayan podido crear dos parques nacionales marinos -dependientes de Parques Nacionales- con el objetivo de custodiar la biodiversidad. 


“Hay algo que nos motiva y es que sabemos que se puede restaurar a los ecosistemas. Hay mucho por hacer. Desde ya que estamos lejos de quedarnos tranquilos, porque las tendencias son todas malas”, concluye. Para Heinonen, esta debería ser la década de la restauración. 


La importancia de las comunidades rurales


“Argentina es un país urbano. El 92% vive en ciudades, muy desconectados del territorio. Es un dato a tener en cuenta, porque es difícil que alguien que vive en una ciudad sea consciente de cómo se degrada el ecosistema. Las áreas con mayor biodiversidad que nosotros buscamos proteger, en general, están en lugares aislados. Allí vive gente con hábitos rurales y, si bien están en lugares con una gran riqueza, esas personas tienen muchas de sus necesidades básicas insatisfechas. Entonces, nosotros buscamos poner en valor esa riqueza natural y cultural”, detalla Heinonen, al tiempo que explica que Rewilding Argentina busca cumplir con esa meta a través del turismo. “El visitante de las ciudades pone en valor y transmite orgullo. Así se revalorizan los saberes de esas comunidades. Cuando alguien valora algo, lo cuida”, concluye.


Un dato a destacar: recientemente, la Fundación que dirige Heinonen logró concretar la donación de las tierras que albergan la Cueva de las Manos provincia de Santa Cruz. Con esta acción, se buscó concretar la protección del patrimonio arqueológico y natural de la zona.