Facebook


Las empresas B, un movimiento global
2021-06-07

Las empresas B buscan generar el triple impacto, económico, social y ambiental



Las empresas B buscan medir su impacto social y ambiental, se encuentran comprometidas de forma personal, institucional y legal para la toma de decisiones considerando las consecuencias de sus acciones a largo plazo en la comunidad y el medio ambiente.

Forman parte de un movimiento global de empresas que quieren hacer un cambio, utilizando la fuerza de mercado para dar soluciones a problemas sociales y ambientales. El objetivo principal del SISTEMA B es apoyar para la construcción de ecosistemas favorables para estas empresas y otros actores económicos que utilizan la fuerza del mercado para dar solución a problemas sociales y ambientales.



Las herramientas de Medición de impacto es la Certificación Corporativa, que se lleva a cabo a través de una evaluación. Con esta certificación se asume un compromiso de mejora continua. Miden y analizan las cinco áreas más relevantes de la empresa: Gobierno, Trabajadores, Clientes, Comunidad y Medio Ambiente. La certificación de Empresa B es entregada por B Lab, una entidad sin fines de lucro en Estados Unidos. Se someten a una evaluación integral de sustentabilidad con instancias de certificación y recertificación, y realizan enmiendas a sus herramientas de gobernanza legales.



Las empresas B pretenden un cambio de paradigmas. Hoy en día se considera que un país es existoso o no, dependiendo de su PBI. Pero, sugieren considerar otro tipo de medidas para la medición, a través de otros parámetros que determinen el bienestar de las personas y tomar este nuevo paradigma como una nueva forma de hacer política.



Se plantea un nuevo reto mundial, estableciendo nuevas formas y modos de organización económica, que implican el accionar tanto de empresas, como de los Estados y de la Sociedad Civil siendo fundamental el trabajo colaborativo, para poder generar un beneficio. Deben considerarse siempre los objetivos como públicos y no individuales.



Sin Juzgar el pasado, las empresas B buscan generar el triple impacto, económico, social y ambiental; buscan mejorar los procesos y buscan una mejora continua, analizando cada uno de sus proceso. Es un camino que se está recorriendo. El desafío es analizar cómo se está llevando adelante este proceso, tanto en los negocios y como en los hogares, en el día a día en cada una de las acciones que una persona realiza.



Es necesario tener un propósito, la huella que cada empresa quiere dejar. Las empresas se definen a través de su misión y visión. El compromiso, debe expresarse en el estatuto de la sociedad. Las empresas B, incluyen los intereses de los trabajadores, las comunidades y el medio ambiente. Deben realizarse mediciones periódicamente, ya que generan un compromiso y se mejoran periódicamente los estándares de gestión y transparencia.



Las empresas B son consideradas como híbridas. Son aquellas que desde su negocio, apuntan a la innovación, dejando de lado el altruismo. Este concepto ha sido adoptado por varias empresas, como DARAVI, quienes capacitan a jefas de familia y utilizan en el proceso de fabricación textiles sustentables. DANONE, también incorporó este paradigma ya que trabaja actualmente con colectores urbanos quienes son parte del proceso productivo.



Los NATIVOS SUSTENTABLES, son aquellas personas que quieren dejar su huella, su impronta en cada una de las acciones que realicen, siendo nuevos líderes con nuevas visiones y nuevas formas.



Se plantea la responsabilidad del consumidor, a través del accionar, a través de las compras diarias, siendo consientes que a través de cada una de las compras que se realizar, uno es responsable de su acionar. El 51% de personas “trabajaría en empresas cuidadosas con el Medio Ambiente aunque paguen menos” y el “70% intenta conseguir empleo en una organización que comparta sus creencias”

El proceso de certificación, se lleva adelante a través de una evaluación, en donde se miden varios puntos y debe obtenerse un puntaje mínimo de 80 puntos. La duración de la certificación es de 3 años. La verificación se realiza con B Lab. La certificación está asociada a la facturación de la empresa, y el costo esta determinado por rangos según niveles de facturación.



Las empresas B lideran un movimiento global que usa la fuerza de mercado para resolver problemas sociales y ambientales construyendo una Nueva economía. No todas las empresas son certificadas por la misma razón, ni debe entenderse como un sello de perfección.

El sistema B busca una comunidad más justa, que pretende que se entienda el poder del consumo. Esto genera un desafío muy grande, ya que genera cambios en los líderes de compra, en los líderes de comunicación y en cada uno de los agentes que intervienen en el ecosistema.


Para conocer más: https://www.sistemab.org/