Facebook


Sofía Vier, la primera mujer de la Fuerza Aérea Argentina en graduarse del curso de aviación militar en Estados Unidos.
2019-11-07

Yo tenía la presión de hacer quedar bien a la Argentina



Hace poco tiempo retornó al país la alférez Sofía Vier. Nacida en Córdoba, en el año 1993, Vier se convirtió en la primera mujer argentina en egresar del curso de aviación militar en Estados Unidos.

Cuando Sofía finalizó la Escuela de Aviación Militar, quedó segunda dentro del promedio general y primera en lo que respecta a la Licenciatura.  Pero aún desconocía lo que le esperaba: “Entré al aire sin saber que iría a Estados Unidos. Nos tomaron un examen de inglés y, aquellos con más del 85% aprobado estaban habilitados para viajar. Quedamos cinco, de los cuales eligieron a los dos más antiguos de acuerdo al promedio general”. Finalmente Vier fue la elegida para hacer el curso de aviación en Estados Unidos.

“El programa se llama Aviation Leadership Program (ALP). Empecé en Texas, allí tuve que rendir inglés aeronáutico. Esa etapa se termina después de que uno rinde en simulador, con todas las comunicaciones que uno puede tener en un vuelo”, describe. Y agrega: “Luego viajé a Colorado y allí hice el Initial Flight Training (IFT), un vuelo de adaptación básico en el Diamond 20 (DA 20). En ese hice mi primer “vuelo solo”. Los exámenes los toma la Federal Aviation Administration. Una vez que aprobé, viajé a Missisipi a volar T6 y a hacer el curso en sí. Allí tuve la oportunidad de hacer vuelo acrobático, en formación, instrumental, etc. En total, en Estados Unidos estuve un año y ocho meses, y egresé como aviadora militar con aproximadamente 180 horas de vuelo”.


Vocación por la Patria


“Durante el curso yo no me permitía tener malos resultados porque era la única argentina cursante. Si a mí me iba a mal, veían a nuestro país de esa manera. Por eso, yo tenia la presión de hacer quedar bien a la Argentina”, confiesa. Sofía se mueve con confianza, sabe que, sin lugar a dudas, la vocación y el amor por la Patria trascienden cualquier diferencia de género. Nada la detiene, sueña en grande: “Mi objetivo: volar aviones de Caza. Estuve muchos años esperando el momento y hoy tengo la oportunidad de hacerlo. Si lo puedo finalizar habré cumplido un sueño”.

“Yo creo que todos los que trabajamos en la Fuerza le dedicamos nuestra vida. Es difícil entenderlo si uno no está adentro. Yo siento amor por la Fuerza Aérea Argentina y por todo lo que se relaciona con ella.

De eso se trata la vocación”, finaliza, orgullosa, la joven cordobesa.