Fundación Criteria

Pinedo recibió a especialista en “lobby” para analizar la “Ley House of Cards”

noticia

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, participó ayer,  junto al especialista en "lobby" de Harvard, Mark Fagan, de un encuentro en el que se analizó el proyecto de "Ley de Gestión de Intereses" que fue enviado a fines de abril pasado por el Poder Ejecutivo al Congreso.

El Poder Ejecutivo envió el 20 de abril a la Cámara de Diputados el proyecto de Ley de Gestión de Intereses, que busca regular la actividad de "lobby", con el fin de favorecer el control de los ciudadanos sobre la gestión de los tres poderes del Estado y brindar nuevas herramientas de información y publicidad relativa a la actividad de los funcionarios públicos.

El proyecto de ley, al que se lo denomina informalmente como la "Ley House of Cards" por el personaje del lobbista de la serie de Netflix, cuenta inicialmente con el apoyo del oficialismo y de determinados legisladores vinculados al massismo.

La iniciativa es impulsada por Fundación Criteria, la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), la Fundación Empresaria para la Calidad y la Excelencia (FUNDECE) y la Universidad del CEMA, entre otras.

Del encuentro, que se llevó a cabo en la sede de la Universidad del Cema, participaron también el CEO de la Amcham en Argentina, Alejandro Díaz; la directora del Departamento de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Ucema, Sybil Rhodes; y el gerente General de la Asociación de Fábricas Argentinas (AFAC), Juan Cantarella.

Entre los principales puntos del proyecto se encuentra el artículo 9, que postula que la información contenida en los registros públicos de audiencias de gestión de intereses deberá ser actualizada semanalmente y difundida a través de internet.

También contempla que la información tiene carácter público y que se deben adoptar los recaudos necesarios para garantizar su libre acceso.

"Lo que hace el proyecto del Poder Ejecutivo es extender la obligación de publicidad de las agendas a los legisladores, que actualmente solo la tienen los funcionarios del Ejecutivo", explicó durante su intervención Pinedo, quien calificó al proyecto como "una buena iniciativa que tiende a la transparencia con la propuesta de registro de lobbistas".

"La pregunta más relevante del tema que estamos tratando es cómo lograr que los funcionarios tomen decisiones que estén alineadas con el interés publico, o en todo caso que el interés privado no sobrepase el público", aseguró.

El senador remarcó que uno de los criterios más importantes de este proyecto de ley está vinculado a la búsqueda de "transparencia, a la toma de decisiones de manera equitativa y a tener en cuenta al interés público".

"El tema del interés público en mi criterio es el más relevante, dado que tiene que ver con algunas regulaciones que sería importante que se dicten, y que están vinculadas con la forma y el procedimiento de la toma de decisiones", enfatizó el legislador.

Por su parte, Fagan dijo que "la gestión de intereses o lobby ocurren en todos los países del mundo" y que "existen dos opciones: o se lo ignora y el problema persiste o bien se lo regula y se identifica quién o quiénes están ejerciendo influencia frente a las autoridades gubernamentales".

El especialista de Harvard precisó que "lo que se denomina gestión de intereses y la incidencia en políticas públicas son dos conceptos que tienen una reputación muy deficiente, y que la verdad es que ambas actividades revisten un gran valor porque constituyen una gran oportunidad para todos los países, sin embargo deben estar bien reguladas y estructuradas".

"La mayoría de las personas asocia el lobby a la expresión latina "quid pro quo", no obstante la gestión de intereses desempeña un rol más importante en las democracias eficaces y efectivas", aseveró Fagan, a la vez que detalló que "es en realidad una modalidad mediante la cual todas las voces y opiniones pueden ser llevadas a los políticos para poder incidir en políticas públicas".