Fundación Criteria

La primera expedición 100% argentina al Polo Norte plantó bandera

Recorrieron 120 kilómetros caminando sobre hielo y nieve, con temperaturas de hasta 38 grados bajo cero y una geografía hostil. Es para alertar sobre el cambio climático

 
Un grupo de expedicionarios argentinos acaba de protagonizar un hecho sin precedentes en la historia: tras caminar sobre esquíes unos 120 kilómetros durante diez días sobre hielo y nieve, llegaron ayer al Polo Norte. Se trata de la primera expedición latinoamericana de estas características y tiene como principal objetivo llamar la atención de la población mundial sobre el cambio climático y sus consecuencias.

A partir de ahora, colaborarán desde allí con la realización de una serie de estudios científicos que servirán para determinar el estado actual del continente helado.

El periplo comenzó el 28 de marzo. Ese día, el grupo partió desde Buenos Aires hacia Londres, para luego llegar a Longyearbyen, en el archipiélago ártico de Svalbard. Allí permanieron cinco días en los que, además de probar las botas, esquíes y trineos que utilizaron, debieron adaptarse al desafiante clima polar que enfrentarían en los días siguientes. Concluida esa etapa, avanzaron 120 kilómetros desde la base Barneo para, finalmente, plantar la bandera argentina en el extremo boreal del planeta.

 

"Estamos acá, en el Polo Norte. Fueron diez días duros, los tres primeros más difíciles que los demás, porque tuvimos muchos desniveles que nos hacían avanzar muy lento, eso sumado a la adaptación de estar a 25 grados bajo cero de promedio", contó al diario Clarín Santiago Tito, uno de los expedicionarios.

 

La primera expedición argentina al Polo Norte nació como una iniciativa de la Fundación Criteria, una institución dedicada a la promoción de la seguridad humana, y cuenta con el apoyo logístico del Ministerio de Defensa y del Ejército Argentino. "Estábamos trabajando por el cambio climáticoy decidimos armar algo para concientizar, sabiendo que la Argentina tuvo varias expediciones al Polo Sur y faltaba una al Polo Norte", explicó a Infobae Tito, presidente de la entidad y uno de los ocho participantes. "Creo que es importante dar este mensaje porque se trata del mundo y el país en el que vivimos. Las consecuencias del cambio climático son claras y, si seguimos dañando al planeta y no hay un cambio sustancial, no va a haber lugar donde podamos vivir", agregó.

Otra de las metas que persigue esta empresa es la toma de una serie de muestras científicas como parte del desarrollo de estudios comparativos de contaminantes orgánicos e inorgánicos entre el Polo Norte y el Polo Sur. Esta tarea, enfocada en las áreas de glaciología, geología y medioambiente, se realizará en conjunto con el Instituto Antártico Argentino, donde posteriormente se analizarán estos aportes, que ayudarán a elaborar un diagnóstico del estado actual de la región, en contraste con la información obtenida en la zona de la Antártida.

 

El proyecto está a cargo del general Víctor Figueroa, ex director Antártico del Ejército y Comandante de la Expedición al Polo Sur e integran la patrulla, además, el Coronel MayorGustavo Curti, el Coronel Ignacio Carro y el Suboficial Mayor Luis Cataldo. Asimismo, participan en el equipo un grupo de militares sub 35, compuesto por los Tenientes Emiliano Curtiy Juan Pablo de la Rúa y el Subteniente Santiago Tito.

Integra también la expedición el reconocido fotógrafo Tomás Heinrich, quien cuenta con una amplia experiencia en la filmación de este tipo de aventuras —transitó por los Montes del Himalaya en 15 oportunidades— y es el primer argentino que alcanzó la cumbre del Monte Everest, el punto más alto de la planeta. En esta oportunidad, Heinrich registra el recorrido en el marco de la producción de un largometraje documental, que narrará la gestación y el desarrollo de la travesía.