Facebook


Los 13 desafíos de la salud mundial en esta década según la OMS
2020-03-18

La Organización dio a conocer, días atrás, las problemáticas más importantes hacia el 2030.



La Organización dio a conocer, días atrás, las problemáticas más importantes hacia el 2030. ¿Estamos a tiempo de revertir la situación y encontrarles una solución?

(Fuente: ONU)


Día atrás, la Organización Mundial de la Salud publicó una lista de trece desafíos que amenazan la sanidad en el planeta para la nueva década.


Por aquel entonces, y cuando el Coronavirus aún no había sido declarado como pandemia, el director de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus, explicaba que la lista refleja la profunda preocupación por el hecho de que los líderes mundiales no están invirtiendo suficientes recursos en las prioridades sanitarias ni en los sistemas básicos de salud, lo que pone vidas, medios de subsistencia y economías en peligro.


Teniendo en cuenta que la fecha límite para los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 se acerca rápidamente, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha subrayado que los próximos 10 años deben ser una década dedicada a la acción. En ese sentido, el titular de la OMS explicaba que “esto significa abogar por fondos nacionales para abordar las brechas en los sistemas y la infraestructura de salud, así como brindar apoyo a los países más vulnerables. Invertir ahora salvará vidas, y dinero, más adelante”. “El costo de no hacer nada es uno que no podemos pagar. No hay atajos para un mundo más saludable”, añadió.


¿Cuáles son esos trece desafíos?


1. Poner la salud en el centro del debate climático: La OMS entiende que la crisis climática es una crisis de salud. La contaminación del aire mata a aproximadamente siete millones de personas cada año, mientras que el cambio climático provoca desastres naturales más extremos, exacerba la desnutrición y alimenta la propagación de enfermedades infecciosas como la malaria.


2. Que la salud alcance lugares en conflictos y crisis:  En 2019, la mayoría de los brotes de enfermedades que requieren el nivel más alto de respuesta se produjeron en países con conflictos prolongados. Además, los trabajadores de la salud y las instalaciones continúan el objetivo de ataques: en 2019, la Organización Mundial de la Salud registró 978 atentados contra infraestructura y operaciones de salud en 11 países, que resultaron en 193 muertes.


3. Hacer que la atención médica sea más justa: La OMS trabaja para mejorar la atención infantil y materna, la nutrición, la igualdad de género, la salud mental y el acceso a agua y saneamiento adecuados. Este año, la organización proporcionará orientación sobre cómo los países pueden reducir mejor la desigualdad en la atención de la salud, mejorando la gobernanza y la gestión de los servicios de salud públicos y privados.


4. Ampliar el acceso a los medicamentos: Alrededor de un tercio de las personas del mundo carecen de acceso a medicamentos, vacunas, herramientas de diagnóstico y otros productos de salud esenciales.


5. Detener las enfermedades infecciosas: Las dolencias infecciosas como el VIH, la tuberculosis, la hepatitis viral, la malaria, las enfermedades tropicales desatendidas y las infecciones de transmisión sexual matarán a unos 4 millones de personas en 2020, en su mayoría pobres. A su vez, las enfermedades que pueden ser prevenidas mediante la vacunación continúan matando, como el sarampión, que costó 140.000 vidas en 2019, muchas de ellas niños.


6. Una pandemia inevitable: Además de alertar sobre una potencial pandemia vinculada a un virus altamente infeccioso en el aire, la OMS también advirtió sobre el avance de enfermedades transmitidas por vectores como el dengue, la malaria, el zika, el chikunguña y la fiebre amarilla, que se están extendiendo a medida que las poblaciones de mosquitos se trasladan a nuevas áreas, avivadas por el cambio climático.


7. Asegurar alimentos y productos saludables para todos: El hambre y la inseguridad alimentaria siguen afectando a millones. Además, la obesidad y las enfermedades relacionadas con la dieta están aumentando a nivel mundial. En 2019, la industria alimentaria se comprometió a eliminar las grasas trans para 2023, pero se necesita hacer más.


8. Invertir en las personas que defienden nuestra salud: La subinversión crónica en la educación y el empleo de los trabajadores de la salud, junto con la falta de un salario digno, han provocado la escasez de trabajadores de la salud en todo el mundo. El mundo necesitará 18 millones de trabajadores de salud adicionales para 2030, principalmente en países de bajos y medianos ingresos, incluidos 9 millones de enfermeras y parteras.


9. Proteger a los adolescentes: Más de un millón de adolescentes de entre 10 y 19 años mueren cada año. Las principales causas de muerte en este grupo de edad son las lesiones en la carretera, el VIH, el suicidio, las infecciones de las vías respiratorias inferiores y la violencia interpersonal. El uso nocivo del alcohol, el tabaco y las drogas, la falta de actividad física, las relaciones sexuales sin protección y la exposición previa al maltrato infantil aumentan el riesgo.


10. Ganarse la confianza pública: La salud pública se ve comprometida por la difusión incontrolada de información errónea en las redes sociales, así como por la erosión de la confianza en las instituciones públicas.


11. Uso positivo de las nuevas tecnologías: Las nuevas tecnologías están revolucionando nuestra capacidad para prevenir, diagnosticar y tratar muchas enfermedades. La edición del genoma, la biología sintética y las tecnologías de salud digital, como la inteligencia artificial, pueden resolver muchos problemas, pero también plantean nuevas preguntas y desafíos para el monitoreo y la regulación.


12. Proteger los medicamentos que nos protegen: La resistencia antimicrobiana amenaza con enviar la medicina moderna a décadas anteriores a la era en la que no se habían descubierto antibióticos, cuando incluso las cirugías de rutina eran peligrosas. La OMS colabora con las autoridades en los sectores del medio ambiente, la agricultura y los animales para reducir la amenaza al abordar sus causas fundamentales, al tiempo que aboga por la investigación y el desarrollo de nuevos antibióticos.


13. Mantener la atención médica limpia: La falta de elementos básicos, como agua, saneamiento e higiene, conduce a una atención de baja calidad y a una mayor probabilidad de infección para pacientes y trabajadores de la salud.