Facebook


Un planeta que arde
2020-01-07

La ONU advirtió sobre los incendios que amenazaban varias zonas del planeta tierra: desde el Amazonas al Ártico.



De acuerdo a lo difundido por Naciones Unidas, la vigesimoquinta Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) terminó con avances por parte del sector privado, pero sin consenso entre los Estados en relación con los compromisos de reducción de las emisiones de carbono. Desde la ONU advirtieron sobre la importancia de evitar que la temperatura se eleve más de 1,5 grados.


En agosto de 2019, la ONU advirtió sobre los incendios que amenazaban varias zonas del planeta tierra: desde el Amazonas al Ártico. Sin ir más lejos, hace pocos días, Chile debió decretar alerta roja por el violento incendio forestal que afecta la ciudad de Valparaíso. Allí, el fuego alcanzó a la población y decenas de familias fueron evacuadas. Cabe señalar que en 2017 los incendios forestales arrasaron a casi 700 mil hectáreas del centro de este país. Ante esta problemática, el presidente Piñera se comprometió a invertir 165 millones de dólares para combatir la temporada de incendios que suele producirse durante el verano, una situación que el mandatario calificó de “difícil” ya que existe una sequía crónica que afecta esta zona desde hace más de diez años. 


En ese sentido, cabe señalar que, si bien muchos incendios son causados por razones ajenas al cambio climático, éste agrava las consecuencias. Desde Naciones Unidas explican que, además de la amenaza directa, “los incendios forestales también liberan contaminantes nocivos que incluyen partículas y gases tóxicos como el monóxido de carbono, los óxidos de nitrógeno y los compuestos orgánicos que no son metano a la atmósfera. Las partículas y los gases de la quema de biomasa pueden transportarse a grandes distancias, afectando la calidad del aire en regiones lejanas”.


A este panorama, se suma la llamativa “mancha caliente” que apareció en el Pacífico, cerca de Nueva Zelanda. Una mancha de agua cálida que, según las proyecciones de los científicos, se mueve hacia Sudamérica. Y, si bien se estima que se debilite antes de llegar, para la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, las temperaturas del océano no suelen variar en grandes proporciones, por lo que un grado más o menos de diferencia con el promedio puede resultar "preocupante" y tener efectos adversos sobre el clima. De acuerdo a este organismo, el calentamiento de las aguas que produce este fenómeno, si persiste, hace que haya menos nutrientes en el océano, lo que al mismo tiempo altera la cadena alimenticia.


Los números de un planeta al rojo vivo*

4000 incendios fueron detectados en el Amazonas en agosto de 2019*

255  millones de toneladas de dióxido de carbono fueron liberadas a la atmósfera en agosto de 2019

165 millones de dólares destinó Chile para combatir la temporada de incendios 

400 incendios se registraron en Alaska en los primeros meses del 2019

75 días más duran las temporadas de incendios en el mundo


* Fuentes: Agencia Espacial Europe / ONU / CalFire / National Geographic