Facebook


Refugiadas, migrantes y desplazadas, el foco de atención de Médicos Sin Fronteras
2019-12-03

Con motivo del Día del Médico, la organización inauguró una muestra de fotos en la Estación Belgrano C.



Con motivo del Día del Médico, la organización inauguró una muestra de fotos en la Estación Belgrano C, en el barrio de Belgrano. Son fotos de pacientes, sus imágenes representan las realidades de millones de mujeres y niñas que debieron huir como consecuencia de la guerra, la violencia, la persecución o la pobreza.

Fuente: Médicos Sin Fronteras

Fotografías: Gentileza Médicos Sin Fronteras


Ver muestra en el siguiente link: http://bit.ly/2RfL6YB



Médicos Sin Fronteras (MSF) ha duplicado la cantidad de proyectos humanitarios enfocados en personas desplazadas, refugiadas y migrantes. Presente en lugares como

Bangladesh, México, Colombia, Sudán del Sur, República Democrática del Congo, Irak, Afganistán, Grecia y el Mar Mediterráneo, entre tantos otros, esta organización no gubernamental interviene en cuatro áreas claves para la salud de mujeres y niñas forzadas a abandonar sus lugares de origen: atención ginecológica y obstétrica, planificación familiar y anticoncepción, atención integral ante violencia sexual y asistencia psicológica.

Medicos Sin Fronteras atiende a pacientes de zonas alejadas y con realidades extremadamente hostiles. “La población de Ulang sufre mucho. Tratamos a muchos niños menores de cinco años por deshidratación. Algunos vienen con shock séptico, neumonía y desnutrición severa con complicaciones. También vemos casos de enfermedades fácilmente prevenibles, como la difteria o el tétanos, que surgen debido a la muy baja cobertura de inmunización de la población infantil”, manifiesta el doctor Imed, de Argelia, responsable de actividad médica de MSF en Ulang, al noreste de Sudán del Sur. En esta zona, cercana a la frontera con Etiopía, la población ha sufrido años de guerra y está sujeta a frecuentes enfrentamientos intercomunales. Antes de la llegada de Médicos Sin Fronteras, no había atención médica secundaria disponible para las aproximadamente 100.000 personas de la región.

En la ciudad de Pulka, al noroeste de Nigeria, el conflicto entre grupos armados no estatales y el ejército ya lleva miles de personas asesinadas, dos millones de desplazados y una brutal carga de violencia para las mujeres: secuestros, casamientos forzados y todo tipo de abusos.  “En Pulka, muchas mujeres explican historias de extrema violencia perpetrada por todas las partes del conflicto. Todas son historias diferentes y, sin embargo, se repiten una y otra vez los mismos patrones: mujeres secuestradas y obligadas a casarse con miembros de grupos armados no estatales; testigos directos de asesinatos y violencia extrema; víctimas de violación; víctimas de abuso físico, mental, verbal y emocional por todas las partes en conflicto”, explican desde la Organización.

Para Josefina Martorell, directora de Médicos Sin Fronteras para la América del Sur de habla hispana, las mujeres y las niñas representan a la mitad de la población refugiada, desplazada y migrante del mundo. “Al igual que en cualquier lugar del mundo, las mujeres tienen necesidades en salud específicas, pero además al haber tenido que desplazarse, enfrentan más riesgos: más posibilidades de sufrir violencia sexual, de tener complicaciones en sus embarazos, más tensión sobre su salud mental”, explica.

Las muestra, con fotografías tomadas en contextos donde los equipos de Médicos Sin Fronteras brindan atención médica a mujeres y niñas desplazadas, migrantes y refugiadas, permanecerá expuesta hasta el 15 de diciembre. Las imágenes inevitablemente interpelan al transeúnte y lo llevan a reflexionar sobre el rol de esta ONG en zonas donde la violencia y la desigualdad son parte del paisaje.


Ver muestra en el siguiente link: http://bit.ly/2RfL6YB