Facebook


El polémico aceite de palma
2019-10-17

Aceite de palma, ¿Solución o problema?



Las industrias lo tienen entre uno de sus componentes preferidos. Sin embargo, el impacto ambiental que genera su producción protagoniza los principales debates actuales.

Por Patricia Fernández Mainardi


La palma es una especie vegetal que abunda en los países del sudeste asiático, como Indonesia y Malasia. De ella se extrae el aceite más utilizado en las industrias cosmética y alimenticia. También es utilizada para la producción de biodiesel. María Marta Di Paola, directora de Investigación de FARN, nos explica cuáles son las principales características de la palma, sus usos, el impacto ambiental que provoca y la polémica alrededor de su producción.


-¿Por qué el aceite de palma es tan usado y a la vez tan criticado?

-El sudeste asiático, que es donde se puede encontrar la palma, tiene una gran problemática generada por el avance de la frontera agrícola. En Argentina ocurre algo similar con la soja, lo que se comparte es la deforestación para la producción de aceite.

Uno de los grandes debates actuales es generado por el uso de este aceite en biocombustible, sobre todo en la Unión Europea. Porque en realidad se siguen utilizando combustibles fósiles y lo que se hace es diluir el aceite, que para este uso tiene un proceso más de refinación.


-¿Con la soja pasa algo similar?

-Sí, nuestra preocupación es el avance de la frontera agropecuaria de la mano de la soja. Es el mismo tipo de impacto. De hecho, en el caso de la palma, la deforestación avanza sobre selvas tropicales, que son ecosistemas de alto valor de conservación y que hay que preservar por su biodiversidad. Hay que destacar que hay movidas para la extracción sustentable de la palma, como sellos que afirman que ha sido obtenida de ecosistemas manejados de manera sustentable.


-Entonces, ¿pesa más lo económico o lo ambiental?

-Los Estados necesitan divisas. Los países no nos terminamos de desarrollar porque pensamos que la solución es explotar nuestros recursos. Pero ninguna ecuación económica toma en cuenta la internalización de los costos sociales y ambientales. Una vez que se introduzcan esos valores en la ecuación, nos vamos a dar cuenta que hay que empezar a trabajar de otra forma y pensar en otro tipo de modelo de desarrollo.