Cascos Blancos: La ayuda humanitaria argentina con 300 misiones en el mundo
2019-04-06

Cascos Blancos fue creado en 1994 en el marco de la resolución 49/139B de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) y ratificado un año más tarde por la Organización de los Estados Americanos (OEA). Este organismo estatal que depende del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto tiene como misión diseñar y ejecutar asistencia humanitaria a partir del principio de la no indiferencia entre estados. Se compone de un cuerpo de voluntarios civiles, quienes para formar parte deben tener mayoría de edad legal, vocación solidaria orientada a tareas sociales y humanitarias, aptitud psíquica y física, y una aptitud específica para cada misión particular.

En la Jornada "Voluntariado en Argentina y en el mundo" llevado a cabo en la Asociación Médica Argentina, organizado por la Fundación Criteria, el presidente de la Comisión de los Cascos Blancos, el embajador Alejandro Daneri, explicó: "Cascos Blancos es una iniciativa, un organismo de la Cancillería Argentina, que nació hace 25 años y que hoy es una política de Estado, que tiene casi 300 misiones por el mundo en los cinco continentes y en la que venimos trabajando permanentemente".

Durante el encuentro, en el que participaron además diferentes referentes de organizaciones que trabajan con voluntarios, Daneri detalló: "Hace un año aproximadamente, creamos Argentina Voluntaria, que se relaciona con una de las acepciones que tenemos nosotros, que justifica y explica la presencia de Cascos Blancos, y que es ir sembrando trabajo para que cada uno de los que estamos involucrados en este tema humanitario nos conozcamos mutuamente. Juntamos a más de 80 organizaciones para crear una sinergia, una fuerza conjunta y ser más eficaces a la hora de trabajar".

El embajador definió a Cascos Blancos como una red de redes: "Hoy representamos la responsabilidad social institucional del Estado Nacional, el eje voluntariado lo maneja Cascos Blancos. Tenemos convenios con el Consejo Empresarial Argentino para el Desarrollo Sustentable, una organización que está conformada por más de 80 empresas de alto calibre y estamos convencidos en nuestro espíritu de que estas circunstancias nos pusieron en el medio de lo que implica el voluntariado desde el punto de vista del Estado", afirmó.

En dialogo con DEF, el embajador también profundizó sobre el tipo de tareas que se llevan a cabo desde su organismo, donde destacó que no hay un número fijo de voluntarios, pero sí una amplia variedad de profesionales que forman parte de él: "Nos proveemos de voluntarios de toda la sociedad argentina y también internacionales. Hay sociedades médicas, profesionales, que son voluntarios nuestros y, a su vez, tienen sus propios voluntarios, con lo cual, calcular un número es muy difícil. Somos muchos, todos basados en la solidaridad".


La acción de ayuda

Consultado sobre cómo responde Cascos Blancos a un requerimiento de ayuda, Daneri explicó a DEF que si hay un llamamiento multilateral para atender una situación determinada o un pedido bilateral que les hace un país por alguna función, por ejemplo, una inundación, un terremoto, atención médica, tratar de unir poblaciones aisladas, o mandar ingenieros a hacer un análisis de una situación poscatástrofe, para ver el estado en el que quedó su red de agua, Cascos Blancos va. "Es muy específica y muy puntual nuestra ayuda, somos casi trajes a medida en función de lo que nos solicitan", expresó el titular de la Comisión de Cascos Blancos.

En lo que refiere al ámbito nacional, Cascos Blancos forman parte como una agencia más del Sistema Nacional de Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR). Allí están y cuando son convocados al territorio nacional se desplazan y dan respuesta, como por ejemplo en las inundaciones que azotaron a Comodoro Rivadavia en 2017, y también a Corrientes, y a Misiones. "Ayudamos cuando se nos necesita, por el sistema en sí, pero también en algún otro tipo de situaciones que van más allá de las propias competencias del SINAGIR, nosotros vamos y actuamos. También hacemos capacitaciones, por ejemplo, sobre resiliencia. Somos puntos focales de las Naciones Unidas de la estrategia internacional sobre gestión de riesgo en desastres, y trabajamos para capacitar a las poblaciones locales", amplió Daneri.

En el ámbito internacional, Cascos Blancos es un instrumento de la política exterior argentina. "Hay valores de libertad y de democracia con los cuales nosotros estamos comprometidos, y por esto hemos pretendido y queremos hacer de la asistencia y de la ayuda algo posible a los migrantes venezolanos", detalló Daneri respecto de la crisis humanitaria más grave que atraviesa la Región en la actualidad. "Queremos ayudarlos de la mejor forma posible", sostuvo el titular de Cascos Blancos.

Daneri, a su vez, destacó la acción más reciente del organismo a su cargo en el exterior, a partir de la invitación del Comando Sur de los Estados Unidos de Norteamérica para participar con voluntarios en Colombia, Ecuador, Perú y Honduras en una misión humanitaria a bordo del buque Comfort. "Trabajamos fundamentalmente con las poblaciones locales, donde brindaron asistencia médicos, instrumentistas, médicos odontólogos. Argentina fue el primer estado en ser invitado, a través de Cascos Blancos".