Seguridad humana: Un concepto que interpela a las Fuerzas Armadas
2019-10-19

El concepto de seguridad ha variado con el paso de los años y, ante nuevos contextos, la estrategia militar se ve obligada a revisar los cambiantes escenarios y sus paradigmas. ¿Qué desafíos representa analizar estas realidades? Para comprender las nuevas amenazas que afectan a los individuos, la Fundación Criteria brindó una charla sobre “Seguridad Humana” en la Escuela Superior de Guerra Conjunta de las Fuerzas Armadas.


“Con el fin de la Guerra Fría, se comienza a rediscutir esto que antes tenía una connotación básicamente militar y luego tuvo una concepción más policial, vinculada a la seguridad ciudadana”, sostiene Alejandro Corbacho, coordinador de la Diplomatura en Seguridad Humana para el Desarrollo Sostenible de la Universidad del CEMA. Corbacho explica que esos eran los modelos de seguridades que las personas percibían y agrega que las nociones fueron resignificadas: “La seguridad es un estado en el que uno se siente libre de amenazas, pero, poco a poco, se fueron incorporando nuevas formas que socavan la libertad”.


Siguiendo la misma línea, Carlos Nogueira, exsecretario general del Ejército –y hoy asesor de Criteria–, insistió en la imperiosa obligación de comprender los nuevos escenarios en materia de estrategia militar. “La seguridad es un término polisémico que fue cambiando de acuerdo a la legislación y a la necesidad de cada país. Hoy, la seguridad humana nos impone límites; en el presente, se evitan los daños colaterales porque no se acepta la muerte de civiles indefensos”, explicó.



Nadie goza de sus derechos hasta que no los reclama


Durante la jornada en la Escuela de Guerra Conjunta, se hizo hincapié en la necesidad de entender la seguridad humana a partir del “Discurso de las cuatro libertades”, pronunciado por Franklin D. Roosevelt el 6 de enero de 1941. Para el extitular de la Casa Blanca, Estados Unidos lograría tener preminencia mundial solo si lograba llevar adelante las cuatro libertades fundamentales para el ser humano: la de culto, de expresión, de miseria y de miedo.


Como explicó Nogueira, estas últimas dos libertades sentaron las bases para la “Carta del Atlántico”, emitida por Roosevelt y por el primer ministro inglés Winston Churchill, que dio origen a una estrategia de paz que, luego, condensaría la Organización de las Naciones Unidas (ONU). “En 1994, la ONU habló por primera vez de seguridad humana en el informe sobre desarrollo humano. Además de introducir el concepto, se generó una agenda programática que se denominó ‘Objetivos del Milenio’”, expresó el asesor de Criteria. Luego del año 2000, los objetivos sobre los que trabaja la ONU buscan ser concretados hacia el año 2030.


“Cuando el foco de atención pasa de estar en el Estado a centrarse en la persona, cambia nuestra cosmovisión y se generan hechos como los actuales”, reflexiona Nogueira sobre la razón de ser de la seguridad humana: la dignidad. Las Naciones Unidas trabajan en la solución de este flagelo mediante una agenda programática con 17 objetivos de desarrollo sostenible.



El impacto del concepto de seguridad humana en las Fuerzas Armadas


“En todo el siglo xx, la amenaza tenía color verde militar. En los 90, hubo un cambio sustantivo y los progresismos en las capitales empezaron a diseñar la disputa entre seguridad y defensa. Entonces, llegaron las nuevas amenazas: pobreza extrema, VIH y migraciones masivas, entre otras. Por esto, empezamos a diseñar un traje a medida de nuevos tipos de respuestas”, cuenta Mauricio Fernández Funes, director ejecutivo de Fundación Criteria, y agrega que, por ejemplo, para los pequeños Estados insulares, el tema más dramático en el ámbito de su defensa es la temporada de ciclones.


Fernández Funes sostuvo que, para entender la seguridad humana, se debe hablar del empoderamiento del hombre por fuera del Estado. “Quiero recordarles que, hace poco tiempo, una niña de 16 años se puso de pie en el principal foro de la humanidad para hacer una interpelación extraordinaria a todas las potencias y los gobiernos del mundo”, resaltó el veterano de la Guerra de Malvinas.


En sintonía, Carlos Nogueira señaló que la estrategia militar debe estar siempre presente para prevenir y brindar soluciones: “El desafío a futuro es repensar las misiones subsidiarias y evaluar si las amenazas a la seguridad humana deben generar diseño militar”. Para concluir su participación, explicó que las amenazas por enfrentar deben encontrarse dentro de la misión principal.


“Estamos en una circunstancia dramática para la humanidad. Me voy a referir a un elemento con enorme significación: el cambio climático impacta tanto en el mundo que ningún dirigente puede ignorarlo”, agregó Fernandez Funes y puso énfasis en que los nuevos liderazgos no pueden dejar de tener en cuenta la percepción global. “Los militares tenemos que ir ganando lenguaje y percibir cómo se está desplazando el poder, porque somos especialistas en el diseño del poder militar. Tenemos que anticiparnos a lo que va a venir, ya que mucho de lo que ocurre en el mundo va a tener impacto sobre las Fuerzas Armadas”, finalizó.